La fama y la misericordia de Dios, en Javier

DINEROW

Javier conoce lo que es el lujo y la fama. Sabe que el dinero no da la felicidad. Javier tiene 29 años y su testimonio de vida hasta el verano pasado es un testimonio marcado por el alcoholismo y por la fama. Después de finalizar la ESO, se puso a trabajar con su padre en una empresa de construcción. Estuvo unos años trabajando en la empresa familiar hasta que obtuvo la titulación para ser vigilante de seguridad. Dejó su ciudad de origen, coincidiendo con el fallecimiento de su padre, un momento que cambió su vida y el de su familia.

El fallecimiento de su padre hizo que su familia se desestabilizara totalmente. “No había diálogo ni comunicación. Yo no tenía que dar explicaciones a nadie”, pues los problemas de alcoholismo de su madre se acentuaron. El alcoholismo ha estado siempre presente en la vida de este joven, porque desde era niño había visto beber a su madre. Hoy se preocupa para que ningún joven caiga en esta droga que “te consume”.

Un día por casualidad del mes de octubre de 2011 acompaña a un amigo a hacer un casting para un conocido programa de televisión para encontrar pareja. Un programa que causaba –y causa- furor entre los adolescentes. Su amigo no fue escogido pero a él que no tenía intención le terminan convenciendo para hacer las entrevistas en televisión. La primera vez que participaba en el programa fue rechazado por su pretendienta. “Ahí acababa mi participación”, señala, pero “posteriormente me llaman para tener una presencia más activa en la televisión”, y a partir de ahí inicia una vida artificial, una vida donde florecen los falsos amigos y donde nada es real.  “Tú mismo construyes tu vida”, comenta.

Durante casi dos años conoce el lujo, lo que es ganar 2.000 euros en una noche; lo que es dormir en hoteles de cinco estrellas, un coche de los de las películas; compañías que sólo buscan su fama y su dinero…y poco a poco comienza su decadencia como persona. “Acompañado pero solo a la vez”, reconoce Javier, por lo que encuentra refugio en el alcohol. “Cada vez más, despertándote con temblores que te hacen beber más y más. Cantidades ingentes de alcohol”.

Hasta que un día toma la decisión de que no quiere seguir con esa vida. A su casa no puede volver por los problemas con el alcohol de su madre,  por lo que un buen amigo le dice hace un año que vaya a un albergue y que allí le ayudarán. Javier no quería porque “yo no era una persona sin hogar. ¡Cómo iba a estar yo con estas personas!”. Al llegar al albergue le reciben tan bien, con tanta cercanía, que decide quedarse y comenzar un curso de reinserción socio-laboral.

En agosto el albergue cierra por vacaciones y llega hasta el Albergue “Cardenal González Martín” de Toledo que estaba abierto en agosto, donde es acogido, y aquí encuentra una familia y unos verdaderos amigos, que “están a mi lado, que me quieren como soy. Cáritas de Toledo, hoy es todo”.

En el Albergue inicia un curso de reinserción sociolaboral, comenzando a ser un nuevo Javier, intentando romper con su vida anterior. En Cáritas está participando en un taller prelaboral y ha comenzado a trabajar.

También ha descubierto  el Amor de Dios, “que ha querido que pasara por todo esto para que valorara más lo que tengo”, conociendo también el Amor a la Virgen María. En una peregrinación al Santuario de Fátima se confesó después de muchos años, y “en el otoño empezaré las catequesis de adultos”. “Sé que Dios nunca me ha abandonado, y lo siento. Por eso ahora voy sólo a misa porque lo necesito”.

Escrito por el Departamento de Comunicación de Cáritas Diocesana de Toledo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s